TEMAS MÉDICOS


 

 

 

 

 

 

 

Doctor Iván Darío Sierra, Presidente de ALAD:

“Ejercicio, es una herramienta terapéutica”

Es la mejor medicina para llevar una vida normal y saludable y sus efectos benéficos se pueden verificar a nivel de “corazón, presión arterial, metabolismo, patrón de sueño, estrés, músculos y huesos, y un buen control de peso”, asegura el doctor Iván Darío Sierra Ariza, M.D, Ph.D, profesor Consultor Permanente de la División de Lípidos y Diabetes, Facultad de Medicina, Universidad Nacional de Colombia; Presidente de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) y Director Ejecutivo de la Sociedad Latinoamericana de Aterosclerosis (SOLAT).

 

Uno de los elementos que forman parte del tratamiento de la Diabetes que, tal vez, les cuesta más asumir o iniciar a los diabéticos tipo 2, es el ejercicio. Siempre hay una excusa que impide ese difícil comienzo: que hoy me siento mal, un poco o muy enfermo; que tengo que trabajar; que las labores de la casa me dejan cansada y sin ganas de moverme; que necesito solucionar algunos problemas antes de comenzar y, finalmente, que mañana sin falta empiezo…”

Razones hay millones, incluso quienes están tomando medicamentos o inyectándose insulina, creen que con ello basta para mantener a raya la enfermedad y sus complicaciones.

Existen muchos ejemplos en todas partes, también en Chile, que corroboran que la realización de un ejercicio -que puede ser cualquiera que los médicos recomienden, previo chequeo (ver recuadro 1)-, sumado a una dieta equilibrada, es la mejor medicina. Incluso, dicen los expertos que hasta se puede evitar y aplazar la aparición de la Diabetes y, por consiguiente, llevar una vida completamente normal.
“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”, dice un antiquísimo refrán que debieran hacer suyo todos los diabéticos. Mientras más demoren en dar inicio tanto al ejercicio como a la dieta, tienen menores posibilidades de tener una vida saludable y lejos de las enfermedades que tanto les complica la existencia a estos pacientes.

 

BENEFICIOS

Los efectos benéficos del ejercicio se pueden verificar a nivel de “corazón, presión arterial, metabolismo, patrón de sueño, estrés, músculos y huesos, y un buen control de peso”, asegura el doctor Iván Darío Sierra Ariza, M.D, Ph.D, profesor Consultor Permanente de la División de Lípidos y Diabetes, de la Facultad de Medicina, de la Universidad Nacional de Colombia; Presidente de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) y Director Ejecutivo de la Sociedad Latinoamericana de Aterosclerosis (SOLAT).

Es así como su práctica constante “contribuye a la pérdida de peso, aún sin dieta; mejora el estado cardiorrespiratorio, aún sin pérdida de peso; reduce factores de riesgo cardiovascular y disminuye el riesgo cardiovascular, y a la reducción de la grasa corporal, con efecto en la grasa abdominal”, añade el especialista
El ejercicio es el “único agente antihiperglicemiante (evita el aumento de la glucosa en la sangre), hipolipemiante (reduce la concentración de lípidos en la sangre), es un inotrópico positivo (aumenta la resistencia vascular sistémica), antihipertensivo, cronotrópico negativo (disminuye la frecuencia cardiaca), antidepresivo, ansiolítico y reductor de peso”, asegura el doctor Sierra
Además, aumenta en12-18%  el cHDL y disminuye en 15% el colesterol total; en 13-15% de triglicéridos, en 5-10 mmHg  de presión arterial,  entre 0.5 - 1.5% de HbA1c y 30 mg/dl de glicemia.

 

BUEN ESTADO FÍSICO

“La obesidad es una condición desfavorable de salud, que se caracteriza por un incremento excesivo de la grasa corporal, originado por un balance energético positivo mantenido en el tiempo, explica el facultativo.

“Para mí es importante mantenerme en buen estado físico y delgado”, asegura y enfatiza que “hay que tener autoridad moral para recomendar un estilo de vida. No puedo decir: usted debe bajar de peso y yo soy gordo. Si uno lo puede hacer, la otra persona también…, porque yo no soy extraterrestre!”, añade.

“¿No tiene tiempo para hacer ejercicios? Evalúe bien su horario y busque espacios en los que pueda salir a caminar o hacer una pequeña rutina. Si no encuentra estos momentos, quizás podría pensar en levantarse un poco más temprano para empezar su día con una energizante sesión de ejercicios”, recomienda el médico.
“Lo saludable es bajar medio kilo a la semana. Y si logran bajar 5 kilos, eso es muy beneficioso para el organismo. Aunque está establecido que si una persona ha tenido un aumento de peso y lo ha mantenido constante por 5 años, será más difícil modificarlo. Si el médico toma a este paciente en la primera fase, el tratamiento va a ser más fácil y el organismo de la persona con dieta y ejercicio va ir respondiendo y bajará de peso”, asegura el doctor Sierra.

Un estudio denominado “Cardiorespiratory fitness, body composition, and all-cause and cardiovascular disease mortality in men”, de 1999, ha dado una respuesta a la pregunta de qué es más importante, ¿tener buen estado físico o bajar de peso?
La muestra en la que participaron 21.925 hombres, entre 30 y 83 años, realizado durante un periodo de ocho años, dio como resultado que hay dos veces más mortalidad en personas delgadas con mal estado físico que las delgadas con buen estado físico; dos veces, también, más mortalidad en delgados con mal estado físico que obesos con buen estado físico, e igual índice de mortalidad entre personas delgados con buen estado físico y obesos con buen estado físico.

 

PRESCRIPCIÓN RACIONAL DEL EJERCICIO

Cuando los pacientes recién diagnosticados escuchan del médico que deben hacer ejercicio, la mayoría piensa inmediatamente en un gimnasio, con pesas y las más diversas máquinas; en una determinada suma de dinero, generalmente elevada, que deberán pagar mensualmente y que, de seguro, los va a desfinanciar y, en fin, en todas las dificultades que ello conlleva. Y se agotan antes de empezar a realizar actividad alguna, por pequeña que ésta sea.
Sin embargo y aunque no lo crean, no es necesaria la práctica de deportes caros ni muy sofisticados para lograr los efectos deseados. Basta con sólo realizar el ejercicio más sencillo y normal, el que la mayoría hace en forma diaria y casi automática, que es mover las piernas, o sea, caminar.
“En general, se recomienda el ejercicio aeróbico, pero el anaeróbico ayuda a fortalecer la parte superior del cuerpo. Los regímenes que han encontrado beneficio con ejercicios han empleado entre 1.500 y 2.000 calorías gastadas en ejercicio por semana. Nunca menos de cuatro días a la semana en días alternos”, manifiesta el médico.

“Siempre debe prescribirse un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio, incluyendo tres a cinco de calentamiento y enfriamiento, que se puede dividir en dos sesiones de 15 minutos o tres de diez, pero… sin omitir el calentamiento y enfriamiento”, asegura el presidente de la ALAD.
El médico recomienda tratar de llegar gradualmente a la meta, esto es, trazar metas posibles; conseguir un compañero de ejercicio; colocar el ejercicio en la agenda como cualquier obligación, y usar ropa adecuada para el clima.

 

EJEMPLO DE CASO CLÍNICO 

El paciente es un hombre con Diabetes Mellitus tipo 2 de reciente diagnóstico, de 50 años de edad e Índice de Masa Corporal (IMC) = 30.

Se eligió un gasto de 1500 calorías/semana
Frecuencia Cardiaca (FC) máxima: 220 - 50 = 170
Intensidad escogida: Leve 60% de 170 = 102

Modalidad escogida: Caminar
Caminar 1 hora gasta 300 calorías
1500 calorías/7 días = 215 calorías/día

Duración: Si gastar 300 calorías demora 60 minutos (Tabla Gasto Calórico Aproximado),
para gastar 215 calorías ¿cuánto tiempo debe durar el ejercicio?
215 x 60 / 300 = 43 minutos

Frecuencia: entonces, el paciente debe caminar 43 minutos, 7 días a la semana,
cuidando que la FC no suba de 102.

 

Recuadro Gasto Calórico Aproximado (Calorías/Hora)

Caminar lentamente (pasear)

120-150

Caminar a buen paso 

150-300

Trotar

500-600

Montar bicicleta

150-600

Nadar

600-700

Patinar

350-400

Aeróbicos (bajo impacto)

300-600

Fútbol

300-500

Basketball

500-600

Golf (cargando la bolsa)

250-300

Volleyball

250-300

Tenis de mesa

300-350

Bailar (social)

250-450

Tenis

400-500

Correr

600-700

Squash            

600-700

 

Recuadro  ¿Cómo conocer la intensidad?

Frecuencia Cardiaca (FC) máxima

 

Hombres =

220 – Edad

Mujeres =

226 – Edad

Leve:

<60% de FC máximo

Moderada:

60-75% de FC máximo

Alta:

>75% de FC máximo

 

Recuadro Fuentes de energía para el músculo

5 minutos:

Glucógeno muscular

10 minutos:

Glucógeno hepático

20 minutos:

Ácidos grasos
   

(Sierra I.D, Mendivil CO y col. Diabetes Mellitus Tipo 2: Abordaje en el Consultorio. 2009. 
Sierra I.D, Mendivil CO y col. Dislipidemias: Abordaje en el Consultorio. 2009.)

 

 

 

 



Dr. Germán Espinoza Muñoz, oftalmólogo

EL Control Médico
Protege la Vista

Actualmente, la Diabetes es la causa número uno de los riesgos de ceguera en el mundo. Sin embargo, los estudios científicos también demuestran que con medidas preventivas rigurosas se puede reducir la pérdida de la visión, afirma el doctor Germán Espinoza Muñoz, oftalmólogo del Instituto de la Visión.

 

Cuando no se controla bien la Diabetes, se favorece la aparición temprana de cataratas en los diabéticos. La visión puede protegerse consultando al oftalmólogo, a lo menos, una vez al año y evitando tener hiperglicemias agudas, explica el doctor Germán Espinoza Muñoz, oftalmólogo del Instituto de la Visión.

Sin lugar a dudas que las personas con Diabetes corren mayores riesgos de tener enfermedades a la visión. Cuando una persona sufre de una hiperglicemia, se modifica la concentración de glucosa en el humor acuoso, que es el líquido interno del ojo. Estas variaciones bruscas provocan hidratación o deshidratación del cristalino, el cual -al cambiar su forma aumenta o disminuye su convergencia, produciendo un desenfoque  transitorio generalmente de tipo miopico. Sin embargo, esta situación es reversible, porque -al disminuir el exceso de azúcar en la sangre- la condición óptica del ojo se normaliza automáticamente, por eso la corrección óptica definitiva debe realizarse una vez estabilizada la glicemia destaca el oftalmólogo.

 

Detectar y Prevenir

La catarata es una enfermedad visual provocada por una opacidad del cristalino, que impide enfocar de forma nítida los rayos de luz en la retina. Los síntomas más frecuentes son visión borrosa, pérdida de la intensidad de los colores, mala calidad en la visión nocturna y frecuentes deslumbramientos.

El doctor Espinoza asegura que el único tratamiento de las cataratas es la cirugía. “Mientras más tiempo lleven las cataratas en los ojos, mayor dificultad presenta la operación. No debe esperarse a que esté “madura”, como se hacía antiguamente. La cirugía actual se llama facoemulsificación, que consiste en hacer una pequeña incisión de dos milímetros, y mediante ultrasonido se destruye la parte opaca del centro del cristalino para, luego, aspirarla. Enseguida, el cristalino es reemplazado por una lente intraocular definitiva y, así, al cabo de unos días, el paciente recupera una visión normal. En las personas con Diabetes siempre hay que considerar mayores dificultades. Las operaciones, en general,  pueden ser más complejas por el riesgo a tener infecciones”, explica.

 

Retinopatía Diabética y Glaucoma

Además de las cataratas existen dos enfermedades oculares asociadas con la Diabetes: la retinopatía diabética y el glaucoma por accidentes vasculares retinales (trombosis y hemorragias). Estos trastornos también se pueden tratar y prevenir, pero requieren de cuidados oculares integrales.
Según el doctor Germán Espinoza, los pacientes con Diabetes corren un riesgo muy alto de sufrir retinopatía diabética. La progresión y la propagación de la enfermedad están en correlación casi directa con el tiempo que el paciente ha sufrido la enfermedad y el periodo que ha pasado sin realizarse exámenes oculares. Estudios científicos avalan que alrededor del 80% de las personas que padecen Diabetes durante por lo menos 15 años, presentan algún tipo de daño en los vasos sanguíneos de la retina.

La retinopatía diabética produce un daño progresivo de la retina del ojo que puede causar ceguera. “Es una enfermedad silenciosa, asintomática. Esto quiere decir que el paciente no tiene síntomas como dolor o pérdida de la visión.Lo grave es que las personas pueden tener retinopatía diabética en su etapa inicial y creen equivocadamente resolver un problema de visión autodiagnosticándose anteojos de presbicia, sin realizarse exámenes oculares anuales con un médico. Lamentablemente, después de uno a dos años como diabético, un paciente puede presentar graves problemas en la retina por el daño que va produciendo esta condición, una situación que se evitaría si acude anualmente a hacerse examinar sus ojos por un médico especialista” explica el oftalmólogo.

 

¿Cómo se produce la retinopatía diabética?

Cuando se dañan los diminutos vasos sanguíneos (conocidos como capilares) que se encuentran dentro de la retina provocando isquemia o la escasez de oxígeno en la retina. La Diabetes, en general, provoca trastornos en los vasos sanguíneos de todo el organismo. Ambos problemas impiden que la retina pueda procesar correctamente las imágenes y/o hacen que los vasos sanguíneos sangren con facilidad.
Desafortunadamente, la retinopatía diabética aún no tiene cura. “Sin embargo, se la puede tratar y prevenir. En mantener glicemias normales contribuyen médicos internistas, diabetólogos y nutricionistas, profesionales esenciales para conservar la salud de los ojos en estos pacientes” afirma el doctor.

Uno de los tratamientos desde hace décadas ha sido la fotocoagulación con láser. Sin embargo, sus resultados dependen del tipo de retinopatía, porque algunos son más agresivos que otros y provocan más isquemias o daños a los tejidos. Lo que hace el láser es “quemar” la retina isquémica (dañada por falta de oxígeno), sella los vasos sanguíneos anormales o dañados y evita que pierdan líquido y sangre. Este tratamiento de la retinopatía diabética no recupera la visión perdida, pero puede impedir un deterioro aún mayor, lo que hace imperativo el diagnóstico de la patología desde la etapa inicial, mediante exámenes oculares de rutina.

Otra grave enfermedad ocular es el glaucoma o ceguera silenciosa, producida por el aumento de la tensión dentro del ojo y daño irreversible del nervio óptico. Esta hipertensión es consecuencia de la obstrucción del canal de desagüe del globo ocular. "Lamentablemente, la mayoría de las personas con glaucoma visita al oftalmólogo cuando su visión ya está demasiado comprometida. De ser detectado a tiempo, el glaucoma se puede tratar con fármacos, láser o cirugía, deteniendo su avance y preservando la visión de la persona", explica el doctor Espinoza.

El tratamiento del glaucoma crónico con poco daño del nervio óptico, no tiene mucha dificultad. Es el más habitual (95% de los casos). Se produce a lo largo de los años, la pérdida de visión es muy lenta, por lo que puede pasar desapercibido para el paciente.
En el caso del glaucoma agudo (un 5%), si la enfermedad se diagnostica en una fase avanzada de lesión de nervio óptico, el tratamiento se complica extraordinariamente, porque no se logra detener el proceso de deterioro el nervio óptico y se produce la ceguera. Se debe acudir de manera urgente al oftalmólogo en el caso de presentar síntomas de ojo enrojecido, pupila muy dilatada, dolor muy intenso y visión borrosa,  quien prescribirá, según sea el caso, colirios en forma urgente y, a veces, será necesario la aplicación de láser o realizar una cirugía.

La Diabetes como enfermedad crónica nos acompaña durante toda la vida, esto implica una actitud constante de control y cuidado. Todo diabético, aunque considere que ve sin problemas, igual debe, en forma preventiva, consultar al oftalmólogo rigurosamente una vez al año. Ahora, si se advierten cambios en la visión, se debe acudir urgentemente  a examinarse con el médico oftalmólogo para evitar daños mayores a la visión.

Etapas para control de la Visión
Las personas que tienen la condición diabética deben en forma preventiva, consultar al oftalmólogo rigurosamente una vez al año.

Para quienes no son diabéticos, el doctor Espinoza entrega una guía de los controles médicos recomendados para proteger la visión.

  • La regla debería ser que una persona normal se controle con un médico oftalmólogo a partir de los 5 años.
  • La siguiente consulta, debiera ocurrir en la adolescencia, cuando los jóvenes en su desarrollo tienen cambios en su organismo y pueden presentarse problemas en la visión.
  • Ahora bien, si éstos manifiestan síntomas como dolores de cabeza o visión borrosa, deben acudir a controlarse con un médico oftalmólogo.
  • preventivamente, las personas normales deben controlarse periódicamente después de los 40 años, época en aparece la presbicia y también el glaucoma crónico.
  • Lo peligroso empieza después de los sesenta años. ¿Y cómo detectarlo? Sólo chequeándose preventivamente y tomar hora anualmente con el médico, porque hay  enfermedades que no presentan síntomas, como el glaucoma crónico. Si el paciente consulta cuando la enfermedad está muy avanzada y no ve,  ya no se puede recuperar.
  • Es importante controlarse cada uno a dos años. Así se logra detectar la enfermedad en sus inicios y se puede tratar bien.
  • Después de los 60 años aparecen cambios en el cristalino, en la retina, procesos degenerativos en general, propios de la edad, por lo cual se hace necesario recurrir una vez al año a revisarse con el médico.

 

 

Dr. Sergio Brantes, médico internista-endocrinólogo:

Diabetes en la Menopausia

“La terapia hormonal o suplementación disminuye la incidencia de la Diabetes tipo 2. Hay, aproximadamente, un 20% menos de mujeres que llegan a ser diabéticas si están bien tratadas”, según el doctor Sergio Brantes, médico internista-endocrinólogo, colaborador de ADICH.

 

La menopausia es un momento en la vida de la mujer, que se marca por la última menstruación espontánea de la vida. El climaterio es un proceso que se inicia antes, con la baja en la fertilidad. En la premenopausia, las hormonas pueden bajar o subir, con ovulaciones y periodos menstruales irregulares, en la mayoría aunque no en todas las pacientes. La menopausia se presenta a los 49 años en promedio, pero puede ocurrir varios años antes, alrededor de los 40 hasta finales de los 50.

En su etapa previa –la premenopausia-, aunque todavía hay estrógenos, ya se pueden producir síntomas como bochornos, sudoración y palpitaciones. Pero puede no haber molestias, caso en que este período sólo es detectable a través de exámenes y, a veces, por algunos atrasos en la menstruación. Con mayor razón hay síntomas más tarde, en la posmenopausia, cuando hay franca falta de hormonas, y  pueden durar muchos años. Un grupo no despreciable de casi un 15% de mujeres, tiene síntomas toda la vida”, asegura el doctor Sergio Brantes Glavic, vicepresidente de la sociedad Chilena de Climaterio, de la Sociedad Chilena de Endocrinología Ginecológica y docente de la Universidad de Chile.

La carencia de estrógenos “produce lo que se conoce como hipogonadismo, que consiste en atrofia progresiva de todos los tejidos que requieren de éstos para mantenerse. Su grado es variable, debido a que cada mujer conserva una capacidad diferente de producir algo de hormonas, después de la menopausia. Son típicos los bochornos, sudoración y palpitaciones en los primeros años, por falta de estradiol. Los síntomas pueden desaparecer, ya que el organismo se va adaptando, aunque la atrofia general empeore”, expresa el médico.

Otras manifestaciones de falta de estrógenos son el insomnio, especialmente cuando va asociado a bochornos; las fallas de memoria para denominar o recordar palabras; en la esfera sexual, hay baja del deseo, a veces empeorado por la atrofia genital que la mujer percibe como sequedad vaginal o dolor con las relaciones. Hay muchas otras consecuencias, tanto de corto como de largo plazo. “Hace poco se ha podido establecer una relación entre la disminución de estrógenos y mayor riesgo de tener enfermedad de Parkinson, después de 20 años. Para el médico suele ser relativamente fácil estimar carencia de estrógenos al examinar, ya que se puede percibir, por ejemplo, la atrofia de la piel”, manifiesta el facultativo.

 

TERAPIA HORMONAL

Al llegar a la menopausia, el mejor tratamiento disponible y que se sigue recomendando es la terapia hormonal, aunque hay mujeres que pueden no necesitarlas, por tener pocos síntomas, por ejemplo, aquellas que tienen la suerte de conservar producción ovárica o suprarrenal de hormonas. “Los mejores tratamientos se parecen a la función gonadal natural y tienen objetivos claros: se usan hormonas muy parecidas o idénticas a las humanas y se determinan las dosis que tengan la mejor ecuación entre beneficios y riesgos. En general, se prefieren los estrógenos a través de la piel en pacientes con algún grado de riesgo cardiovascular. Otro factor determinante en la elección del tratamiento es la hipertensión. Nuevamente en este caso, el estrógeno a través de la piel tiene ventajas y, también es importate la elección de la progestina acompañante, que debe ser adicionada si la paciente aún conserva su útero. Desde hace algunos años se dispone de tres o cuatro progestinas con ventajas en pacientes diabéticas y/o hipertensas”, explica el doctor Brantes.

 

DIABETES

La menopausia, generalmente, se asocia con mayor riesgo de Diabetes. La evidencia indica que el “estado de déficit hormonal aumenta un poco el riesgo de la enfermedad y que la terapia hormonal o suplementación, disminuye la incidencia de la patología. Hay, aproximadamente, un 20% menos de mujeres que llegan a ser diabéticas si están bien tratadas en la posmenopausia. Entre las ya diabéticas se presentan algunas contradicciones. Algunos estudios han demostrado que las pacientes mejor suplementadas ocupan menos insulina y menos mediciones de glucosa, a la vez que mejoran los parámetros lipídicos. “Hay que decir que estos cambios beneficiosos sólo se han asociado con disminución de riesgo coronario en pacientes menores de 60 años, con o sin diabetes, con tendencia a disminuir infartos, disminución significativa de calcificaciones coronarias y de revascularizaciones, o sea, requirieron de menos intervenciones coronarias”, aclara el médico.

Si la paciente es mayor de 60 años, especialmente si es diabética, no tratada anteriormente con hormonas, “los tratamientos, principalmente por vía oral, pueden desencadenar enfermedades por oclusión de vasos coronarios o cerebrales. Este riesgo hace que no se recomiende como norma general, el inicio de tratamientos hormonales en este grupo, a menos que el médico a cargo tenga suficientemente claro que no hay riesgo vascular”, dice el médico.

En este grupo etáreo “se ha dado la paradoja que, a pesar de mejorar los vasos sanguíneos y el colesterol, ha habido un leve aumento en desenlaces coronarios desfavorables, por tener una coagulación demasiado activa. Por eso, insistimos en ese límite de edad, a partir de él, la evaluación cardiovascular debe ser más cuidadosa”, acota.

El doctor Brantes recomienda a las mujeres que son diabéticas que mantengan una relación estrecha y franca con su médico, que manifiesten sus síntomas, que expresen todos sus problemas, incluyendo los de su vida sexual, si los tienen, y que “no tengan temor si se les indica una terapia. Hoy vivimos una tendencia a dar menos tratamientos que los necesarios, por temor a supuestos efectos adversos, lo que es injusto y dañino para un gran número de mujeres. En este ambiente, el médico se asegura mucho antes de prescribir, evalúa bien a sus pacientes, y solo prescribe terapia hormonal cuando es seguro, los beneficios son claros y las pacientes están al tanto de los riesgos para reconocerlos en forma oportuna”, dice el doctor.

 

SOBREPESO y OBESIDAD

En esta etapa de la vida, un aumento considerable de peso puede hacer la diferencia entre Diabetes o buena salud. “Se produce un doble mecanismo: más resistencia a la insulina asociada a la carencia hormonal  y más resistencia debido a ciertas hormonas liberadas por las células adiposas que aumentan en proporción al exceso de peso”, manifiesta el facultativo.
Las mujeres no sólo engordan, sino que también pueden “cambiar la distribución de la grasa adoptando una figura más gruesa en el tronco, más delgada en las extremidades y perder músculos. La importancia de estos cambios consiste en que éste es el perfil de riesgo metabólico, el que se asocia a más posibilidades de aparecer Diabetes tipo 2 o riesgos cardiovasculares”, expresa el médico.

Hay, también, una “reducción del gasto calórico que tendría que ser compensada con menos comida y más actividad física, sin caer en extremos. Ya se están dictando guías de cómo enfrentar la Prediabetes para evitar pasar a Diabetes. Las pautas generales coinciden con las de buen estilo de vida. Las mismas que cumple espontáneamente la gente sana”, asegura el doctor Brantes.


 

 

Doctor Pedro Fernandois, Urólogo:

Disfunción Eréctil es el Riesgo Mayor entre los Diabéticos

“Multipliquen por 4,1. Es decir, tienen 4,1 veces más disfunción eréctil que la población no diabética”, asegura el doctor Pedro Fermandois, urólogo del Hospital Barros Luco, de Megasalud y los Policenter.

 

Este es un tema que, en Chile, muy de a poco está dejando de ser tabú. Hasta antes de la aparición en el mercado del sildenafil, en la forma de la famosa “pastilla azul” y otras de similares características, incluso las palabras “disfunción eréctil”, mayoritariamente, eran sólo pronunciadas en las consultas médicas. Jamás en público, donde eran consideradas hasta de mal gusto.

“En general, los pacientes no consultan debido a un problema social, porque se encuentran cohibidos de consultar por algo que consideran casi íntimo y que no representa una patología. Generalmente, si ‘no pueden responder’, eso queda oculto dentro del closet más grande, tapado con la puerta más fuerte y no se habla más del tema”, explica el doctor Pedro Fermandois, urólogo del Hospital Barros Luco, de Megasalud y los Policenter.

No son muchos los chilenos que van por cuenta propia al médico debido a esta patología. “Lo habitual es que las señoras lleven a los pacientes a la consulta y después de dar un preámbulo por temas que no tienen mucha importancia, poco antes de retirarse, ellas les dicen: Ya pues, dile”, cuenta el médico.
Y esto no sólo sucede en Chile, país con una arraigada cultura machista, sino también en otros lugares del orbe. Un sondeo realizado en Massachusetts, en 639 varones mayores de 45 años con disfunción eréctil, evidenció que solamente un 10% de estas personas buscaron o recibieron tratamiento.

 

MEDICAMENTOS

Consultar por una disfunción sexual “no es sólo un capricho, ya que esta patología puede estar encubriendo enfermedades no detectadas y, por lo tanto, sin tratamiento, tan severas como una Diabetes, hipertensión, dislipidemia, enfermedad coronaria significativa o una depresión”, dice el especialista.

Lo importante es poder descubrirlas y tratarlas a tiempo. En cuanto a la disfunción eréctil en sí, el doctor Fermandois asegura que la mayoría de los casos pueden ser manejados con medicamentos orales, que “interfieren en la cantidad de óxido nítrico que existe a nivel celular y eso genera una cascada de efectos que determina la relajación del músculo de los cuerpos cavernosos y permite la entrada de sangre. No ofrecen mayores riesgos, salvo que produce cierta vasodilatación en la cara (se torna rojiza) o una inyección conjuntival, por la dilatación de los vasos sanguíneos, que es uno de los efectos secundarios de su uso”, explica el urólogo.

Muchas veces, estos medicamentos “tienen validez transitoria. Después de su uso, los pacientes pueden llegar a tener una actividad sexual normal sin medicarse. Siempre les digo que tengan presente que éstos son sólo como un bastón, que les puede ayudar a afirmar el tranco y que, cuando ya caminen bien, no van a tener que usarlos. Las pastillas no les va a solucionar la vida”, asegura el doctor Fermandois.
En la disfunción eréctil, también, hay un componente sicológico. “Si hay una relación de pareja alterada, donde hay una disfunción familiar, donde la pareja no está afiatada, donde existen problemas de relaciones interpersonales y se pretende arreglar esos problemas en la cama… Esa no es la clave”, dice el médico.
Y ello también se aplica a los diabéticos, por lo cual se les recomienda “que se preocupen de mantener un buen control metabólico de su enfermedad, que su condición tiene que llevarlos a mantener una vida sana, saludable, lo que les va a evitar todos estos problemas”.

 

SALUD SEXUAL

“La salud sexual es un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad, no solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad. La sexualidad es un aspecto central del ser humano a lo largo de su vida, que incluye al sexo, las identidades y roles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción”, define el médico.
La disfunción eréctil se asocia con el envejecimiento, ya que normalmente aparece con el trancurrir de los años, periodo de la vida que es donde, según el doctor Fermandois, “ya hay una falla progresiva de la función eréctil”. Y si el paciente es un diabético, el problema se acentúa, ya que éstos tienen una probabilidad de 4,1 veces más de riesgo de padecer disfunción eréctil que los no diabéticos.
La patología “debe ser vista como una enfermedad crónica que no debe ser tratada de manera mecánica y únicamente medicinal”. En su manifestación intervienen diferentes factores, tanto médicos y sicológicos como conductuales, además de causar ansiedad, disminución de la autoestima del paciente y reducción de su calidad de vida.
“El 68% de los hombres con hipertensión presenta disfunción eréctil; el 60% de los hombres con disfunción eréctil tiene dislipidemia; el 56% de los varones con esta patología muestra una prueba de estrés positiva (test de esfuerzo); el 40%  sufre una enfermedad coronaria significativa; el 20% padece Diabetes Mellitus, y el 11% evidencia una depresión asociada”, explica el facultativo.
Hay, también, otros factores que potencian su aparición, como una disfunción endotelial; factores neurogénicos como la prostatectomía radical, trauma raquimedular y esclerosis múltiples; el consumo de antihipertensivos, antidepresivos y antisicóticos, en la medida en que aparecen otras enfermedades que pueden estar influyendo, además del estrés y el abuso del tabaco y el alcohol.

 

ESTADISTICAS

En Chile no hay datos respecto de incidencia y prevalencia de disfunción eréctil, salvo los que podrían aportar los especialistas en sus consultas; sin embargo, hay una serie de estudios internacionales publicados en el Journal of Urology, EE.UU., que muestran una panorámica de la enfermedad. “En 1995, en el mundo, se estimaba en 152 millones de hombres con disfunción eréctil y que para el año 2025 se espera una prevalencia aproximada de 332 millones”, informa el doctor Pedro Fermandois. El 52% de los 1290 pacientes estudiados, cuyas edades fluctuaban entre 40 y 70 años, presentó disfunción eréctil en alguno de sus grados: leve, moderada o severa. Otra investigación estadounidense con segmentación por edades muestra una incidencia de 12,4 por mil hombres entre los 40 y los 49 años; la cantidad sube a 29,8 por mil hombres entre 50 y 59 años de edad, y de 60 a 69 años de edad aumenta a 46,4.
Y en la región existe un estudio realizado en varios países andinos (Colombia, Ecuador, Venezuela y Perú), en el cual se encontró disfunción eréctil leve a moderada en el 53 % de los pacientes estudiados, leve en el 34% y de moderada a severa en el 19,8% de los casos.


 

Nutricionista ADICH, Luzmila González S

INDICE GLICEMICO

En los años ochenta se observó que distintos alimentos con igual cantidad de carbohidratos, tenían efectos diferentes en el nivel de azúcar en la sangre.

Es decir es la velocidad con que un alimento se transforma en azúcar. Ejemplo, 30g de carbohidratos de pan no tienen el mismo efecto en la respuesta a la glicemia que 30g de carbohidratos de verdura o fruta, pues los carbohidratos del pan elevan más bruscamente la glicemia que los carbohidratos de frutas ó verduras.
Se clasifican en escala de 0 a 100,  en la que 100 es la respuesta más alta y se toma como referencia a la glucosa o al pan blanco. 

Los alimentos que se encuentran bajo la curva roja, son aquellos que mas rápido elevan la glicemia, azúcares refinados, harinas blancas, papas, arroz, etc.
Los alimentos que se encuentran bajo la curva verde, son aquellos que se demoran mas tiempo en digerirse por lo tanto su respuesta glicemica es mas lenta, como alimentos integrales, verduras, frutas, etc.

 

 

¿PARA QUE SIRVE? VALORES DE INDICE GLICEMICO
VALORES DE INDICE GLICEMICO

  • Por lo tanto las frutas hay que comerlas crudas, con cáscara y no maduras
  • Los alimentos mientras menos procesados estén es mejor, porque se demoran mas
  • tiempo en ser digeridos y  con eso logramos mejores glicemias
  • Las pastas deben ser cocinadas al dente, pues  mientras mas cocidas estén mas rápido se absorben y mas rápido se transforman en azúcar
  • Mientras mayor sea el aporte de fibra en una comida, mejores glicemias post prandial

 

RECOMENDACIONES

“La cantidad total de carbohidratos consumidos constituye el mejor predictor de la respuesta glicemica, el Indice Glicemico puede aportar beneficios adicionales al control de la Diabetes Mellitus”

Asociación Americana de Diabetes (ADA)


Dra. María José Espinoza V. Fisiatra de ADICH

Síndrome de Dolor Lumbar

El dolor lumbar, más conocido como Lumbago, no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma que puede tener diferentes causas.

En medicina en general nos referimos a él como “Síndrome de dolor lumbar”.  Es una causa frecuente de consulta al médico y en algunas personas puede volverse recurrente o crónico. El dolor puede tener su origen en alguna de las múltiples estructuras que se encuentran en la zona lumbar o puede ser “referido”, o sea, proceder de problemas que están ocurriendo en órganos situados en el abdomen o la pelvis.
Si bien en la mayoría de las personas es de origen benigno y se debe a problemas de origen mecánico, es importante tener en mente que hay algunas señales, denominadas “banderas rojas”, que pueden hacer pensar en que hay alguna patología de mayor gravedad. En estos casos se requiere realizar estudio en forma urgente para poder manejar la causa y prevenir secuelas. Estas “banderas rojas” se detallarán en el punto III.
Para categorizarlas de manera que se permita un adecuado manejo, las personas con dolor lumbar pueden agruparse en 3 grupos:

  • Personas con síntomas lumbares inespecíficos
  • Personas con lumbociática
  • Personas con condiciones espinales potencialmente serias

 

  • Personas con síntomas lumbares inespecíficos

Corresponden a la mayoría de las personas que presentan dolor lumbar. El dolor se inicia en la zona lumbar y puede irradiarse a los glúteos o a la columna torácica. Generalmente tiene su origen en el desgaste de las estructuras  musculoesqueléticas, sobreuso, levantamiento de peso en forma inadecuada y otros factores mecánicos. Se relaciona directamente con el sobrepeso y el sedentarismo. En general su tratamiento es inicialmente sintomático, con reposo y medicamentos analgésicos;   una vez que se logra un alivio compatible con aumentar la actividad, debe iniciarse un programa de ejercicios destinado a prevenir la recidiva, y un manejo tendiente a modificar el estilo de vida (evitar el sobrepeso y el sedentarismo).

  • Personas con lumbociática

Se habla de lumbociática cuando el dolor lumbar se irradia por una extremidad inferior hasta el pie. En estos casos la causa probable es el atrapamiento de una raíz nerviosa a nivel de la salida de esta entre dos vértebras. Este atrapamiento en general se acompaña de inflamación  y se debe manejar (salvo que presente banderas rojas) con las mismas medidas que las personas con síntomas lumbares inespecíficos. De esta forma se logra el alivio en la mayoría de los casos en un plazo de alrededor de 15 días. La cirugía se reserva para casos severos y refractarios y no siempre se logra alivio del dolor con ella.

  • Personas con condiciones espinales potencialmente serias

Las condiciones potencialmente serias requieren de tratamiento a la brevedad para evitar o aminorar posibles secuelas; los individuos con dolor lumbar que se acompaña de uno o más de lo siguientes síntomas requieren de un estudio rápido y de un tratamiento precoz en caso de confirmarse las sospecha diagnóstica (tumores, fracturas, infecciones locales).

  • BANDERAS ROJAS PARA EL DOLOR LUMBAR

Dolor que se inicia después de un traumatismo intenso
(choque, caída de altura, atropello, etc)

  • Personas menores de 20 años o  mayores de 50 años
  • Fiebre persistente
  • Antecedente de cáncer
  • Pérdida de fuerza en las piernas
  • Alteraciones de esfínteres (dificultad para orinar y/o defecar, o incontinencia)
  • Falta de sensibilidad en la zona genital
  • Pérdida de peso sin causa aparente
  • Infección grave reciente
  • Osteoporosis demostrada

Afortunadamente este último grupo es el menos frecuente de encontrar. En la mayoría de los casos el lumbago es de origen mecánico y con una consulta oportuna y un adecuado tratamiento puede lograrse alivio de los síntomas y prevenirse la recurrencia del cuadro.


Dr. Eduardo Lorca, nefrólogo Hospital Del Salvador:

RIÑONES Y DIABETES

La protección de los riñones en pacientes diabéticos requiere de controles médicos periódicos, mantención de una hemoglobina glicosilada, bajo un 7%; además, de una presión arterial de 130/80, y un valor de LDL de < 100 mg/dl, más una saludable alimentación y adecuada actividad física, asegura el Doctor Eduardo Lorca Herrera, médico del Hospital Del Salvador y profesor asistente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

 

En Chile, una de las complicaciones crónicas de la diabetes es la nefropatía diabética, que frecuentemente lleva a enfermedad renal crónica (ERC),  siendo la primera causa de inicio de tratamiento sustitutivo renal en Chile y el mundo. El 35,4% de los pacientes chilenos en tratamiento de diálisis son diabéticos. Por ello, es importante que los diabéticos tengan “un buen control metabólico de la Diabetes, buen control de la presión y de los lípidos; además de tener una alimentación adecuada, no solamente por una minuta, sino que debe ser idealmente visto por una nutricionista entrenada en el manejo de Diabetes y de Enfermedad Renal”, explica el doctor Eduardo Lorca Herrera, nefrólogo del Hospital El Salvador.

Los riñones, son los “órganos vitales que controlan el metabolismo del agua, de la sal, la presión arterial, producen la hormona de la sangre – Eritropoyetina-, controlan el metabolismo óseo-metabólico, y tienen importantes funciones nutricionales . De relevancia particular para los diabéticos, participan en el control del azúcar de la sangre, hecho demostrado solo recientemente.  Junto con el hígado, son los órganos más importantes en el metabolismo del azúcar”, explica el especialista.

Muchas son las causas del daño que se produce en los riñones, siendo el primero el mal control metabólico del azúcar, “que activa diferentes mecanismos perniciosos, negativos para el paciente diabético. Por ejemplo, se sabe actualmente que el nivel de azúcar, el nivel de insulina elevado de los diabéticos actúa directamente en la activación del sistema relacionado con la hipertensión, el sistema renina – angiotensina - aldosterona, el eje hormonal que participa directamente en la hipertensión”, asegura el doctor Eduardo  Lorca.
Además, está el mal control de la presión. Según el experto en Nefrología, “el 60% de los pacientes diabéticos chilenos son hipertensos,  y resistentes a los tratamientos habituales, por lo que esta patología es muy importante en la instalación y progresión del daño renal diabético y en otras patologías renales”.

El control de los lípidos también es muy significativo, “ya que se sabe que los pacientes diabéticos tienen alteración de los lípidos, y su dislipidemia es más tóxica, por así decirlo, que otras alteraciones de colesterol en otras enfermedades”. Así, el perfil lipídico de los diabéticos, claramente produce un efecto negativo mayor y una progresión del daño vascular y renal más acelerado, donde una lipoproteína llamada LDL- colesterol, el factor negativo coronario, “mete grasa en las paredes de las arterias,  provocando placas de ateromas –grasa y calcio- , que se complican y provocan accidentes cardiovasculares, lo cual está muy aumentado en los diabéticos”.

 A esto,  se le suma un factor protector coronario disminuído – HDL-colesterol -, el que lleva la grasa desde las arterias hasta el hígado, y completan este cuadro, los triglicéridos elevados, que producen daño directo en muchas células del organismo, un fenómeno llamado Lipotoxicidad, que por ejemplo “intoxican y matan” a las células Beta del Pancreas, que son las que producen Insulina. Ese perfil negativo, se ve muy frecuentemente en nuestros pacientes diabéticos y se acrecienta en aquellos que tienen enfermedad renal. Hay  una potenciación negativa de la dislipidemia en el paciente diabético, que además es nefrópata (enfermo renal), porque son más resistentes y van a requerir más terapia, más dosis”, expresa el especialista.

Añade que “alrededor del 40% de la glucosa de nueva generación, la neoglucogénesis, depende del riñón, y el 20% de todo el metabolismo del azúcar en el cuerpo, también.
Por eso, el riñón es sumamente importante en los pacientes diabéticos, porque en ellos el riñón participa activamente en el metabolismo del azúcar y de la insulina (degradando el exceso). Además, es blanco de las complicaciones microvasculares y macrovasculares de enfermedad cardiovascular diabética”.

SINTOMAS
Aunque esta enfermedad es más bien silenciosa, sus principales síntomas son, “primeramente, el mal control de la presión arterial y las orinas muy espumosas (esa que queda como cerveza en el baño, con una capa de espuma y de un color amarillo fuerte oscuro) y la aparición de edemas en las extremidades inferiores. Todo ello, y claro, acompañado de un mal control metabólico de la Diabetes, deben hacer sospechar al médico y al paciente que lamentablemente se ha ido instalando una enfermedad renal diabética”, manifiesta el experto en Nefrología.

Entonces, es necesario que el paciente diabético entienda el concepto de un buen manejo integral de su enfermedad, sobre todo al principio, porque cuando van apareciendo las complicaciones ya es más difícil lograr un cambio.

Además, la persona, estrictamente, no tiene que fumar, ya que el tabaco produce daño vascular directo, daño miocárdico, porque bajan las sustancias protectoras que hay en los vasos sanguíneos, lo que se llama, la disfunción endotelial”.

Otros factores según el doctor Lorca que son, “particularmente importantes en pacientes diabéticos, es monitorear posibles anemias o de trastorno del metabolismo calcio-fósforo, porque se ha visto que los diabéticos comparados con otros enfermos renales tienen más predisposición a las anemias y a las calcificaciones vasculares que agravan la enfermedad cardiovascular diabética”.

Obviamente, en la etapa de nefropatía incipiente, en la microalbuminuria – proteínas en la orina-, todavía podemos hacer mucho por los enfermos diabéticos, pero cuando ya están con una proteinuria, con un nivel mayor de daño renal y por lo tanto, mayor excreción de proteínas en la orina; realmente ahí se hace bien difícil poder controlar la evolución de la enfermedad, aumentan la mortalidad y complicaciones predialisis, y finalmente, llegan a la diálisis, sólo aquellos sobrevivientes”, asegura el especialista.

EL MOMENTO DE DIAGNOSTICO
“Ahora, cuando el diabético es diagnosticado, el paciente y el médico deben preocuparse de evaluar los diferentes daños de órgano blanco, tal como si el enfermo tiene o no tiene nefropatía diabética -enfermedad renal diabética-.

Básicamente, lo que se va a buscar es la presencia de proteína en la orina y el nivel de función renal. La importancia de no tener la patología es que se puede prevenir. Así, los enfermos que debutan con Diabetes, que no tienen daño renal, si se les da un tipo de medicamento adecuado, se previene la aparición de enfermedad renal diabética” dice el doctor Eduardo Lorca.

Pero cuando ya han pasado algunos años o si se descubrió la Diabetes más tardíamente, “uno tiende a encontrar con más frecuencia en esos pacientes, la presencia de albúmina en la orina (microalbuminuria). En casos más tardíos, cuando la nefropatía diabética ya lleva unos años de evolución y no hemos logrado controlar la albuminuria, aparece la proteinuria, es decir, un grado mayor de daño renal diabético que hace que la persona pierda diferentes tipos de proteínas, no solamente albúmina. También pierde proteína transportadora de hormona sexual, hormonas tiroídeas e incluso inmunoglobulinas (globulinas de defensa).

Entonces, la condición ahí se ha agravado y ya hay una nefropatía diabética establecida, que es más agresiva y, claramente, esta etapa de la enfermedad está relacionada con mayor morbilidad y mortalidad cardiovascular, y progresión a la enfermedad renal terminal con necesidad de diálisis. Por eso, los pacientes proteinúricos que pierden mucha proteína por enfermedad renal diabética, tienen peor pronóstico. Y el tratamiento del equipo de salud junto con el enfermo debe ser mucho más agresivo, más acucioso”, añade el médico.

UN FUTURO COMPLEJO
Las cifras mundiales estiman que, en la actualidad, más de 1.5 millones de personas en el mundo están en diálisis o han sido trasplantados. Nuestro país no se queda atrás en las estadísticas, ya en el 2012, unas 20.000 personas estaban en tratamiento sustitutivo renal, una de las más altas tasas de América Latina y muy semejante a la de países desarrollados. Se estima que la cifra crecerá al menos 50% en los próximos 10 años, debido al envejecimiento de la población y el aumento de la Obesidad,  Diabetes tipo 2 y la Hipertensión arterial.

Los datos no son muy alentadores, por lo que debemos prontamente proteger los riñones enfatiza el doctor Eduardo Lorca. De acuerdo con las cifras de la Sociedad Chilena de Nefrología, la tasa de incidencia nacional de insuficiencia renal crónica terminal (IRCT) estimada es de 59,6 personas por millón. Con un total de 18.000 pacientes diálisis al año 2012 (en 1990 sólo eran 1.145 personas), la prevalencia alcanza a 900 personas por millón. El 82% de los enfermos inician la diálisis mayoritariamente después de los 40 años, aunque un grupo creciente de pacientes la inician después de esa edad.

Deterioro Renal En Cinco Etapas
El deterioro de la función renal del diabético es un proceso progresivo en el tiempo y se manifiesta en cinco etapas:

  • Las dos primeras son silentes y puede haber microalbuminuria intermitente.
  • Las alteraciones aparecen después de 3 a 7 años del inicio de la enfermedad y su progreso se puede revertir.
  • La tercera fase se denomina incipiente. Hay presencia de microalbuminuria persistente  y suele presentarse la hipertensión. Aparece después de 10 años del diagnóstico y es parcialmente reversible.
  • La cuarta se define por una proteinuria persistente. El 75% de los enfermos presentan hipertensión arterial y existe un mayor o menor grado de retinopatía. Aparición después de 15 años del diagnóstico. En esta etapa, lo ideal es que el paciente se controle, tanto con el diabetólogo como con el nefrólogo.
  • La quinta etapa o insuficiencia renal, se presenta tras 7 a 10 años de proteinuria persistente. Hay elevación de la tensión arterial, con retinopatía y frecuentes problemas cardiovasculares. En general, se produce después de 20 años de evolución, y el paciente requiere ya apoyo con diálisis o trasplante. 

 


 

 

 


Doctor Fernando Monckeberg, presidente de la Corporación para la Nutrición Infantil (CONIN):

“Adiós desnutrición, cuidado con la obesidad”

“Muchos amigos me dicen, con tanto esfuerzo en prevenir la desnutrición se nos pasó la mano y ahora estamos creando obesos”, dice el doctor Fernando Monckeberg, experto en nutrición y creador del Instituto de Nutrición y Tecnología en Alimentos de la Universidad de Chile (INTA).

 

Efectivamente, erradicar la desnutrición en Chile fue un logro gigantesco, mérito de este médico que no descansó hasta verlo hecho realidad y para entenderlo hay que retroceder un par de décadas, explica. “A mediados del siglo pasado este país era extremadamente pobre.
En 1950 antecedentes cuantitativos de la pobreza indicaban un ingreso per cápita de solo de 400 dólares, traduciendo el salario promedio en 1 dólar con  50. Los indicadores de salud eran dramáticos, al año de vida 180 de 1000 niños nacidos vivos,  fallecían y no exclusivamente  al año, sino a los 2, 3, 4…de modo que a los 15 años de vida ya se habían producido más del 50% de las muertes en Chile. De allí que la expectativa de vida en esos años alcanzara los 38 años. De los sobrevivientes, menores de 5, el 63% tenía algún grado de desnutrición. Los indicadores de educación tampoco eran favorables,  presentándose un analfabetismo del 23% y de los matriculados en educación básica había un 40% de deserción”, expresa.

Además, añade,  “demostramos que ese abandono se debía a una incapacidad de aprender, por un daño intelectual que presentaban los niños de Chile de aquella época. De allí que la escolaridad promedio en ese tiempo, donde se concentraba la gran masa,  era de 2 años (1950); un 35%completaba la educación primaria, y un 10% rosaba la secundaria.

Cuando se compara esos antecedentes con los recabados en 2012 – 2013, el panorama cambia drásticamente, siendo el ingreso per cápita actual  de 23 mil dólares; y la mortalidad infantil es de 7 por 1000 nacidos vivos. En tanto, el porcentaje de niños que nacen con problemas de desnutrición alcanza un 3%,  correspondiendo sólo a partos adelantados y bebes prematuros. Así mismo, el porcentaje actual de niños desnutridos a los 5 años es de 0.5%,(más bajo que en Estados Unidos), y el analfabetismo  ha desaparecido, siendo el nivel de escolaridad promedio del chileno de 13 años. El 99%  termina la educación primaria, el 75% la secundaria y el 46% la terciaria. Chile es otro, dice orgulloso.

¿Qué ha pasado?
¿Cómo logramos mejorar y superarnos en este corto tiempo? Para el presidente de la Corporación para la Nutrición Infantil (CONIN), la respuesta es clara: “han pasado muchas cosas y de gran trascendencia; una de ellas, el haber logrado prevenir el daño en los primeros años de vida, verdadero responsable de la alta tasa de mortalidad existente en el pasado. Junto a lo anterior, haber permitido a los que sobrevivían mostrar su verdadero potencial genético. Cada uno de nosotros, desde que el óvulo es fecundado por el espermio, combinamos la información  genética y adquirimos un programa de desarrollo que está marcado en nuestros genes”.

En aquella época - años 60 – el doctor Monckeberg y sus compañeros sostenían, contrariamente a lo que afirmaba el Premio Nobel del español Ramón y Cajal, quien afirmaba que el organismo humano era tan sabio que protegía al cerebro, a expensas de los otros órganos, músculos, hígado, vasos, entre otros-; que sí existía un daño en el cerebro en los primeros años de vida. Pero como la medicina no se sustenta en supuestos, ellos lo demostraron: “construimos un flash electrónico muy potente, lo aplicábamos al cráneo de los niños y disparamos un haz de luz… el equivalente a la versión moderna de un equipo de scanner. Con esto pudimos demostrar que un niño normal tiene muy poco espacio entre cerebro y cráneo, en cambio el niño desnutrido genera una atrofia cerebral, creando un espacio entre cerebro y cráneo que se llena secundariamente con el líquido encefaloraquideo. Así demostramos científicamente el daño que producía en los niños”, enfatizó el Dr, Monckeberg.

Una vez demostrado el diagnóstico, se logró determinar que lo que estaba pasando en nuestro país era un daño precoz durante los primeros años de vida. Que lo grave estaba en esa etapa de la vida, y que las limitaciones del crecimiento del cerebro, por factores nutricionales y falta de estímulos ambientales, impedían expresar el material genético.

 

Programa Control del Niño Sano

Demostrado el problema, ahora había que preocuparse precisamente de esa etapa, de cero a 4 años,porque lo que sucedía después  era consecuencia de lo que pasaba durante ese tramo de vida.

La estrategia utilizada fue el control del niño sano, para lo cual había que salir del hospital y tener una red, a lo largo del país, de centros de salud y postas en las cuales se pudieran controlar a los niños mes a mes, durante los primero años de la vida, y también entregarles alimento. Así nació el programa de la leche Purita. Luego se fueron sumando campañas de vacunaciones y todo lo que significaba controles médicos de la salud primaria.

Poco a poco  comenzó a disminuir la desnutrición y ya, en 2000,  había desaparecido completamente en Chile. De 360 mil niños que nacían al año, todos eran controlados regularmente hasta que la madre era capaz de contar con una cultura de salud. “Fue muy rápido, mucho más de lo que yo mismo me imaginé”, comparte sorprendido “El programa se comenzó a implementar fuerte y armónico en 1970 y en 1990 ya prácticamente no había niños desnutridos”, acota el médico.

Para este investigador del área de la salud todo esto  permitió el desarrollo económico. Al cambiar el recurso humano. “Fue necesario hacer desaparecer el daño producido por la desnutrición, la muerte prematura y la presencia de sobrevivientes lesionados para que Chile pudiera ser un país competitivo, en su estrategia económica, especialmente cuando comenzamos a ingresar al mercado internacional”.

 

El paso a la obesidad y la sorpresa

El doctor Fernando Monckeberg  es enfático al decir que a él y sus colegas les llamó mucho la atención observar que cuando iban disminuyendo los desnutridos iban aumentando los obesos y, lo más impresionante, es que eran precisamente los mismos grupos socioeconómicos los que estaban reemplazando desnutridos por obesos. Una obesidad muy especial que afectaba fundamentalmente a los pobres y sus niños. “Algo que nunca habían visto ni imaginado, mientras combatíamos la desnutrición tendríamos  que,20 ó 30 años después, batallar contra la obesidad y que los pobres iban a ser los obesos. Raro, muy raro”, sostiene, para aclarar esta relación entre desnutrición precoz y posterior obesidad.

De frente a un nuevo problema, hoy estrechamente relacionado con una alta prevalencia de la diabetes, el experto precisa que es necesario crear una nueva conciencia. Explica que según un estudio de 2013, si se lograra erradicar la obesidad, la diabetes disminuiría en un 60%, las afecciones coronarias en un 20%, los accidentes vasculares en un 20% y la hipertensión en un 30%.  Según informes de la la OMS (Organización Mundial de la Salud) una actividad física moderada, permitiría reducir las siguientes enfermedades: 25% diabetes, 30% enfermedades coronarias, 25% cáncer de colon, 12 cáncer de pecho y accidentes vasculares 15%.

Así, para el doctor Fernando Monckeberg, experto en Nutrición, Premio Nacional de Medicina(2012), entre otros numerosos y merecidos reconocimientos recibidos por su tremendo aporte en la creación de un nuevo y potente recurso humano nacional, hoy el tema es el control de la obesidad, que pasa nuevamente por una adecuada nutrición junto a la disminución del sedentarismo.



 

Doctor  En Psicología Clínica, Guillermo Santibáñez G.

DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN DIABÉTICOS TIPO 2

Ambas patologías forman parte importante de los Trastornos del Afecto, los cuales “son desajustes psicológicos que, comúnmente, se encuentran en personas que tienen Diabetes tipo 2,  que pudieran  impactar negativamente en las conductas de autocuidado del paciente”,  explica el Dr. en Psicología Clínica, Guillermo Santibáñez González, psicólogo clínico en la Unidad de Nutrición y Diabetes del Hospital San Juan de Dios y Asociación de Diabéticos de Chile, ADICh.

 

Don Samuel tiene 71 años y es diabético. Hace un par de semanas que no está bien. Su esposa, la señora Marianela cuenta que está un poco raro y que hasta actúa de forma extraña, algo muy inusual en él. Está muy desmotivado, no tiene ganas de salir a pasear por el barrio ni de trabajar en sus artesanías y no se interesa por nada. Ni siquiera el fútbol logra animarlo y sacarlo de la lentitud con que se desplaza y de la tristeza que muchas veces lo embarga, sin motivo alguno.

De repente, también, se siente muy inquieto, preocupado, como presintiendo que algo malo va a sucederle  a su familia, con una gran inquietud, miedos e inseguridades respecto de cualquier tema. En muchas ocasiones, está bastante irritable. Nadie puede hablarle, ni siquiera la señora Marianela. Ella ya no sabe qué hacer para ayudar a su marido, a quien cuida con mucho esmero. Y  le preocupa su conducta, ya que además  él ha dejado parcial y, a veces, totalmente su tratamiento de Diabetes.

Según los especialistas, don Samuel puede estar sufriendo de Depresión, de Ansiedad o, tal vez, de ambas enfermedades, las cuales forman parte importante de los denominados Trastornos del Afecto, que “son desajustes psicológicos que, comúnmente, se encuentran en la clínica con personas que tienen Diabetes tipo 2. Su sintomatología puede generar un desequilibrio en el funcionamiento psicosocial que pudiera impactar negativamente en las conductas de autocuidado del paciente”,  explica el doctor Guillermo Santibáñez González,   ScD. en Psicología Clínica; psicólogo clínico en la Unidad de Nutrición y Diabetes del Hospital San Juan de Dios y en la Asociación de Diabéticos de Chile, ADICh.

Estas patologías se presentan, generalmente, en pacientes recién diagnosticados, también en aquellos diabéticos que han debido hacer cambios en su tratamiento  o en quienes ya están sufriendo las complicaciones propias de una Diabetes mal controlada.


DEPRESIÓN
La Depresión es un Trastorno del Afecto que se caracteriza por una serie de “cambios cognitivos, emocionales y conductuales que reflejan la caída progresiva del estado de ánimo. La presencia de cualquiera de los síntomas de forma aislada o en su conjunto, entrega información valiosa sobre un posible proceso depresivo, que requiere de una atención psicológica especializada para determinar la severidad del cuadro y, eventualmente, indicar una atención psiquiátrica”, manifiesta el psicólogo clínico.

Entre  la sintomatología de la Depresión están los cambios cognitivos, como la desconcentración, los problemas de memoria y una visión negativa de sí mismo; los cambios emocionales, como la tristeza, el desinterés y la irritabilidad, y cambios conductuales como el aislamiento, la agitación o lentitud motora y la pasividad.

“Sin duda que todos estos cambios se convierten en obstáculos internos para un persona que padece una enfermedad crónica como la Diabetes tipo 2, en la cual su principal indicación es mantener conductas de autocuidado físico, que requieren de un funcionamiento psicosocial mínimamente aceptable para afrontar su tratamiento. Por ello, es fundamental pesquisar a tiempo el trastorno depresivo, que va a generar una negatividad, inestabilidad y pasividad, que resultará en una baja adherencia del tratamiento”, comenta el especialista.

“El peligro mayor se encuentra en aquellas personas que tienen antecedentes de padecimiento psicológico de tipo depresivo, hayan sido tratados o no. Además, la alteración del juicio como una idea suicida deberá ser objeto de una atención más profunda para descartar un intento potencial, que da cuenta de una crisis depresiva extrema”, añade el experto.


ANSIEDAD
Según el doctor Santibáñez, “la Ansiedad es un Trastorno del Afecto que se caracteriza por una inquietud y desasosiego internos”, los cuales producen cambios cognitivos (preocupaciones,  indecisión y anticipación negativa), emocionales (nerviosismo, inseguridad y miedo) y conductuales (agitación motora, irritabilidad y quejas somáticas).

“La sintomatología ansiosa puede presentarse en forma aislada o como parte de un episodio depresivo, en cuyo caso hablamos de una alteración afectiva de tipo mixta. La atención psicológica especializada es nuevamente la clave para determinar el grado de severidad del cuadro ansioso, proponer su tratamiento y/o derivar a psiquiatría”, señala el psicólogo clínico de la ADICh.

La alteración del afecto de este tipo “se asocia comúnmente a cuadros de estrés post-traumático,  por lo que es importante pesquisar a tiempo su aparición”, ya que podrían generar un estrés adicional que pudiera impactar en la vida afectiva de los diabéticos y empeorar su evolución.

“Tanto la Depresión como la Ansiedad son Trastornos del Afecto que pueden llegar a ser muy paralizantes. Inhiben o retrasan los procesos de mejoría física y restablecimiento psicosocial, ya que comprometen la voluntad y el deseo natural de bienestar y felicidad que todos tenemos”, manifiesta el especialista.

Así, quienes trabajan a diario con personas diabéticas tipo 2, “tenemos la responsabilidad de poner atención a cualquier síntoma que sugiera un Trastorno del Afecto, como una forma de prevenir fracasos en la adherencia a los tratamientos y colaborar en el proceso adaptativo de estos pacientes”, añade el doctor Guillermo Santibáñez González.

SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN

Cambios Cognitivos

Cambios Emocionales Cambios Conductuales

Desconcentración

Tristeza Aislamiento

Problemas de memoria

Desinterés Agitación o lentitud motora

Visión negativa de sí mismo

Irritabilidad Pasividad

 

SÍNTOMAS DE LA ANSIEDAD

Cambios Cognitivos Cambios Emocionales Cambios Conductuales
Preocupaciones Nerviosismo Agitación motora
Indecisión Inseguridad Irritabilidad
Anticipación negativa Miedo Quejas somáticas


 

   

 


 

Dr. Jorge Sapunar

¡En Diabetes, Tipo 2, Más Vale Prevenir Que Curar!

La Prevención respecto de la Diabetes tipo 2 “es una intervención aplicada a individuos con alto riesgo de desarrollar un determinado desenlace. La medida preventiva podría reducir la probabilidad de su ocurrencia, retardar su aparición, reducir la severidad clínica y mejorar su pronóstico”, asegura el doctor Jorge Sapunar, internista y endocrinólogo, Presidente de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (Soched) y académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera .

Que el conocido refrán “más vale prevenir que curar”, se puede aplicar literalmente a cualquier materia relacionada a la Salud, es un hecho que nadie puede negar. Como también es innegable que cada vez son más los expertos que aseguran que la prevención puede solucionar muchas y diversas enfermedades crónicas y, sobre todo, detener la progresión pandémica de algunas de ellas, como la Diabetes Mellitus tipo 2.

En Chile hay más de un millón y medio de personas que sufren la “enfermedad dulce”, como fue conocida desde los albores de la humanidad, en la cual se gasta más de 10% de los recursos que se destinan anualmente a la asistencia sanitaria. Un ejemplo de ello es que el 60% de la capacidad de diálisis del país es ocupada por diabéticos.

PREVENCIÓN EN DIABETES
¿Podemos prevenir la Diabetes? Es la pregunta que se hacía, durante su participación en el Foro de Diabetes 2015, el doctor Jorge Sapunar, internista y endocrinólogo, Presidente de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (Soched) y académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera.

Y, ¿por qué prevenirla?, se cuestionaba. “La primera razón es porque la Diabetes es frecuente. Y este es el resultado de la Encuesta Nacional de Salud del 2010: Chile ostenta el 9,5% de la prevalencia en Diabetes y algunas regiones como la Novena, tiene más del 12%”, explica el especialista.

El segundo motivo “por el cual uno debe prevenir la Diabetes es porque la enfermedad tiene una importante morbilidad (cantidad deenfermos en un espacio y tiempo determinados). Este estudio de corte transversal (Deshpande AG. PhysTher. Noviembre 2008) es una muestra grande de pacientes diabéticos, de los cuales aproximadamente el 30% tiene enfermedad renal crónica, prácticamente un cuarto presenta problemas en sus pies, casi un quinto tiene complicaciones en sus ojos y cerca de un 10% tiene alguna manifestación cardiovascular en un momento dado”, revela el médico.

“Y la otra razón para prevenir la Diabetes es porque la gente se muere por su causa. En este estudio (Danaei G. Lancet 2011)se puede ver el riesgo que significa ser diabético respecto de distintas causas de muerte. La condición de Diabetes conlleva, por ejemplo, un riesgo cardiovascular casi 2,5 veces superior al que no es diabético”, afirma el facultativo.

“Teniendo claro que hay que prevenir la Diabetes, porque es una enfermedad grave, ¿qué entendemos por Prevención? Se trata de una intervención aplicada a individuos de alto riesgo de desarrollar un determinado desenlace. La medida preventiva respecto del desenlace podría reducir la probabilidad de su ocurrencia, retardar su aparición, reducir la severidad clínica y mejorar su pronóstico. Esta medida también podría aplicarse en forma puntual o permanente”, añade el doctor Sapunar.

LA PRE-DIABETES Y FACTORES DE RIESGO
En cuanto aquiénes deberían ser el objeto de esta Prevención, el  endocrinólogoaclara quetoda la investigación existente está referida a los pre-diabéticos, esto es, a los que tienen glicemias en ayuno alterada, entre 100 y 126 mg/dl y aquellos que presentan tolerancia a la glucosa alterada, con glicemias a las dos horas, post carga de 75 g de glucosa, entre 140 y 199 mg/dl. “Sin embargo, hay otras personas que tienen riesgo de Diabetes, como, por ejemplo, madres embarazadas, niños macrosómicos de más de 4 kilos al nacer y otros, pero la indicación está disponible para este subgrupo que son los pre-diabéticos. Los cuales tienen un riesgo anualde transformarse en diabéticos que va del 5% al 10%”.

Según el internista, “en este grupo de pacientes hay una serie de situaciones que hacen que aumente el riesgo. Una de ellas es la Obesidad. Hay una relación entre la prevalencia de la Obesidad y la de Diabetes en distintos países del mundo y es claro que hay una fuerte correlación”.Y en Chile no somos la excepción. “El índice de masa corporal de 30-39 corresponde a casi un 25% de la población, pero si le sumamos la cifra de sobrepeso, llegamos a más de dos tercios y, nuevamente, la Novena Región ostenta el récord nacional, con cerca del 33,7%”,declara el Presidente de la Soched.

“Entre los factores de riesgo de Obesidad, sin duda, destaca el sedentarismo. Tenemos un honroso 88,6% de sedentarismo que en Chile es mayor aún en Adultos Mayores y en personas con nivel educacional bajo, como factor causal importante”, expone el académico. Según la Encuesta Nacional de Salud del 2010, en los hombres, la prevalencia es de 84,0% y entre las mujeres, el 92,9%.

INTERVENCIONES QUE MODIFICAN EL RIESGO DE DIABETES
A nivel mundial, una serie de grandes intervenciones,tales como el Da Quing, DPS y DPP, han dado como resultado la reducción de riesgo de Diabetes  del orden del 41%, lo que permite apreciar el efecto conjunto de hacer ejercicios y dietas en un programa experimental”, comenta el experto.

También existen intervenciones que se realizan por otros motivos, “como  el tratamiento de la hipertensión. Hay fármacos que tienen una tendencia a la protección contra el desarrollo de Diabetes incidente en sujetos de riesgo, que está al límite de la zonificación estadística, como los bloqueadores de enzimas convertidoras y los antagonistas de enzimas”, cuenta el médico.

Hay, además, “intervenciones de otras índoles que reducen el riesgo de Diabetes incidente en pacientes con riesgo de desarrollarla. Un ejemplo de ello es el potente efecto de la cirugía bariátrica en pacientes con obesidades severas o el efecto de la terapia de reemplazo hormonal, que reduce el riesgo de Diabetes en cerca del 40%, el Orlistat e, incluso, el benzafibrato”,expresa  el endocrinólogo.

“Los antidiabéticos orales también pueden reducir el riesgo de Diabetes tipo 2 incidente, pero en general su eficacia es inferior a las intervenciones en el estilo de vida y si uno se remite a las recomendaciones  clínicas, sólo ocupan un lugar secundario”, manifiestael doctorJorge Sapunar.

EFECTOS DE LAS INTERVENCIONES
“Una cosa que uno se plantea en prevención es la perdurabilidad del efecto. Si estas personas se someten a una intervención, qué pasa después. Y los datos son conocidos por todos. El resultado del estudio Da Qingentrega una reducción del riesgo de un 50% y 20 años después de la intervención, ésteaún se mantenía en un honroso 43%. Eso implica que, posiblemente, la gente que fue sometida al programa adoptó estas medidas o las incorporó. Es decir, puede ser que una intervención de este tipo, por un tiempo determinado pueda generar una impronta, un efecto permanente en el tiempo o, por lo menos, más significante”, afirma el endocrinólogo.

“Otro punto que es siempre una crítica, sobre todo a la gente que es más adepta a los medicamentos, es qué pasa cuando uno lleva a la práctica clínica lo que dicen los experimentos, cuando uno aplica el estudio en una población común y corriente y observa al grupo intervenido y su incidencia en Diabetes respecto del grupo no intervenido. El mensaje principal es que los buenos resultados obtenidos de ensayos clínicos, respecto de intervenciones en estilos de vida, funcionan en la medida en que la intervención que queramos implementar tenga ciertas características. Sin duda, que sea multidisciplinaria, que esté en muchos escenarios, que involucre a la familia, que tenga medidas que permitan la adhesión y la acción en el tiempo y que sea una actividad constante en el tiempo, permanente. Así,los cambios en el estilo de vida, en condiciones experimentales, reducen notablemente el riesgo de Diabetes 2 incidente”,explicael doctor Jorge Sapunar.

 


 

 

 

Dr. Jorge Merino, Magister en Diabetes y Nutrición.

INHIBIDORES SGLT 2 PARA LA DIABETES, TIPO 2

“Nueva familia de fármacos que proporcionan innovadora terapia para mejorar el control glicémico de los pacientes adultos con diabetes tipo 2, controlando la glucosa a través del riñón”, sostiene  el doctor Jorge Merino, especialista en Medicina Interna y Magister en diabetes y nutrición.

Hoy el tratamiento de la Diabetes Mellitus tipo 2 continúa siendo un desafío para la medicina. Los fármacos  empleados habitualmente no logran los objetivos deseados o se asocian a efectos adversos que limitan su uso. Por consiguiente, es una buena noticia para los profesionales de la salud contar conla disponibilidad de nuevos medicamentos, con innovadores mecanismos de acción o que sean complementarios a las terapias existentes.

El riñón contribuye de manera importante a lograr el equilibrio del azúcar en la sangre (homeostasis)y por eso el riñón ha llegado a ser un blanco terapéutico.La glucosa (azúcar), que es eliminada de la sangre a través de los riñones mediante filtración, es luego reabsorbida al torrente sanguíneo, dondepor medio de un transportador llamado,SGLT2,  es reabsorbida, explica el doctor Merino.

Normalmente no hay glucosa en orina. En los riñones de  personas sanas, más del 90% de la azúcar (glucosa) de la sangre que llega a la orina es reabsorbida mediante la acción de una proteína transportadora, (SGLT2) que se encuentra en el riñón.

En la diabetes, las altas concentraciones de glucosa (azúcar) en la sangre hacen que este mecanismo de reabsorción en el riñón se vea superado, y por ende, sale a través de la orina, condición que se llama glucosuria (glucosaen orina) y que es uno síntomas clásicos de la diabetes.

Nueva familia de medicamentos
Los inhibidores de los SGLT2 son los nuevos agentes que paradójicamente incrementan la secreción de glucosa por la orina, y según muestran diferentes estudios científicos,mejoran el  control glicémico en la Diabetes Mellitus.

En nuestro país ya se encuentran disponibles para médicos y pacientes, tres medicamentos  inhibidores altamente selectivos de SGLT 2: Dapagliflozina (Forxiga),Canagliflozina (Invokana) y Empagliflozina (Jardianca),todos aprobados por la FDA, Comisión Europea  y el ISP (Instituto de Salud Pública).

El doctor Jorge Merino explica que estos fármacos actúan sobre el riñón, promoviendo la eliminación de la glucosa a través de la orina, disminuyen los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo en los adultos con diabetes tipo 2, permitiendo así un mayor control de esta enfermedad y, además, tienen efectos beneficiosos en casos de Obesidad  e  hipertensión arterial.

Asimismo, diversos estudios clínicos han demostrado una significativa y sostenida disminución de la hemoglobina glicosilada, ya sea como monoterapia(0.8%) o en combinación (0.6%) con otros medicamentos antihiperglicémicos.

Beneficios
Se administra en UNA DOSIS DIARIAy se puede prescribir en combinación con otros hipoglicemiantes incluyendo insulina, cuando éstos junto con dieta y ejercicio, no logran un control glicémico adecuado como un resultado de la progresión de la enfermedad.

No sólo se mejora la glicemia sino que además  tienen bajo riesgo de hipoglicemia (baja de azúcar).

Los efectos glucosúricos de estos fármacos provocan pérdida de calorías y  una ligera disminución de peso que fluctúaentre 2.5 a 4.5 kgs,  según diversos estudios.También existe un ligero efecto beneficioso sobre de la presión arterial sistólica con un rangode  reducción, entre 2 a 10 mm Hg .

Precauciones
Estos fármacos pueden causar un mayor riesgo de infecciones micóticas genitales, y en menor grado infecciones urinarias en un pequeño porcentaje de pacientes, especialmente en mujeres. Sin embargo, estas infecciones son leves, responden al tratamiento y no son limitantes para su uso.

Diversos estudios que están en desarrollo son alentadores respecto a su seguridad cardiovascular.

Es importante que antes de prescribir estos medicamentos que el profesional de la salud chequee con exámenes la función renal del paciente, y juntamente, en casos de personas ancianas, solicite una evaluación de su médico- geriatra.

Sin lugar a duda, este tipo de tratamiento ofrece un novedoso mecanismo de acción que favorece a los pacientes con diabetes tipo 2.

 


 

 

 

 

 

 

 

Podólogas ADICh María Soto, Margot Benavides y Verónica Acuña:

¿Por qué tenemos que cuidar nuestros pies?

Las destacadasy reconocidaspodólogas de la Asociación de Diabéticos de Chile, ADICh,María Soto, Margot Benavides y Verónica Acuña, responden esta interrogante y, además, entregan una serie de consejospara que los diabéticos mantengansus pies sanos y en buenas condiciones.

“La mayoría de los diabéticosviene a la consulta con hongos y uñas encarnadas. Eso pasa con todos los pacientes, tanto diabéticos como no diabéticos”,cuenta María Soto, podóloga con más de 20 años de labor en la Asociación de Diabéticos de Chile, ADICh.

La profesional agrega que “son los diabéticoslos más propensos a presentar heridas. La uña va engrosando y se puede formar un hematomadebajo, lo cual es muy peligroso. Hace poco tiempo atendí a la señora Margarita, a quién un familiar le había cortado mal la uña y ya se le estaba empezando a encorvar y a infectarse por debajo.  Ella nos consultó a tiempo, recién comenzaba el problema  y fue fácil de resolver. Imagínense, un pequeño cachito de uña puede causar una uña encarnada”.

Muchos pacientesvienen, también, “con los pies muy fisurados. Recuerdo a don Jaime, un paciente que llegó con sus talones con fisuras, por la sequedad de la piel. Le hice una curación y le indiqué que se aplicara una crema y la dejara en sus pies por 48 horas. Como a los 20 días, volvió a agradecerme que lo hubiera atendido y enseñado que, con una crema, podía cuidarse los pies y sanar las fisuras. Él había gastado mucho dineroen médicos, tratando de sanarlos. Bueno, se puso la crema que le indiqué y se solucionó el problema”, explica la podóloga Margot Benavides, quien lleva 17 años trabajando en la ADICh. 

La podólogaVerónica Acuña recuerda a don Guillermo, quien “consultó hace varios años por sus pies  mal tratados y con mucho dolor, por hiperqueratosis y mal corte de uñas. A eso se sumaba el temor que sentía por lo que estaba pasando y no dejaba que nadie tocara sus pies. Le hice un tratamiento podológico y también le enseñé a cuidar y mantener sus pies en forma. Desde entonces, es un socio de ADICh, muy responsable, que asiste a su control podológico mensualmente y no tiene ningún problema. Este ejemplo es común para los pacientes que siguen las indicaciones del podólogo, Así, cualquier signo que altere la normalidad de sus pies, puede ser tratado a tiempo”.

Sin embargo, no todos tienen el privilegio de caer en las diligentes manos de estas profesionales de la Asociación de Diabéticos de Chile. “Antes de ser atendidos por nosotros, los pacientes siempre son evaluados con un test de glicemia. Si vienen con una glicemia demasiado alta (sobre 300 ) no los podremos atender. Primero tienen que nivelar la glicemia, sobre todo aquellos que tienen mala circulación ypoca sensibilidad, porque tienen mayor riesgo de heridas”, añade María Soto.

Como Evitar Las Complicaciones
¿Por qué preocuparse de los pies? Una buena pregunta que todos los diabéticos deben hacerse, y no de vez en cuando, sino que a diario. Uno de los deberes más importantes que todo paciente diabético tiene consigo mismo, es el cuidado de sus pies, ya que estos son las partes del cuerpo más propensas a sufrir un sinnúmero de complicaciones, tanto neuropáticas (pie diabético) como problemas de circulación y las infaltables infecciones.

“Se trata de las partes más expuestas a lesiones de diferentes tipos y formas. A eso se suma que su proceso de cicatrización es mucho más lento debido a su condición”, explica la podóloga Verónica Acuña, con sólo ocho años de actividad en la sede de la institución.

A continuación, les presentamos una serie de consejos, que pueden serles de mucha ayuda.

  • Examine diariamente sus pies

“Tanto zapatos como calcetines pueden provocar heridas y ampollas en los pies de los diabéticos. Al caminar, con el roce del calcetín, se hacen heridas. Y como no sienten, ya que han perdido la sensibilidad, no se dan cuenta.Eso pasa solamente en los diabéticos.
También pueden haberse incrustado un objeto. Traten de mirarse los pies en las noches, que es cuando están más hinchados y busquen si hay alguna herida, alguna piedrecilla pegada. Si no pueden verse los pies, pueden usar un espejo o pedirle a alguno de sus familiares que los revise”, aconsejaMargot Benavides, podóloga durante 17 años en la ADICh.

  • Higiene

Diariamente, lavesus pies con agua tibia, evitandoel agua caliente. Séquelos prolijamente, sobre todo entremedio de los dedos. Puede ayudarseusando una toalla de papel.No intente secar sus piescon talco, porque con la humedad se formará una pasta, lo que conllevará a la aparición de hongos.
Por las noches debe lubricar sus pies con una crema humectanteconvaselina o urea.
Ah, no se le ocurra remojar sus pies, ya que su piel se reblandecerá y al caminar, lo más seguro es que aparezca una ampolla. Y el final ya está previsto.

  • No se corte las uñas

“No se corte las uñassolo, ni deje que cualquiera lo haga, aunque esa persona tenga muy buena voluntad. Lo más probable es que ella no tenga la experiencia que se requiere. Se puede cortar un pedazo de piel y no lo va a sentir. Sólo se dará cuenta de lo que pasó cuando el dedo sangre o ya esté infectado. La infección se produce en los tendones y va por debajo, sobre todo si el paciente tiene mala circulación. Esas son las más peligrosas. Por eso es que finalmente le cortan la piernahasta la rodilla, porque la infección se va hacia arriba”, advierte la podóloga María Soto.

No use cortauñas, removedores de callos ni lijas metálicas.
“El diabético tiene totalmente prohibido el uso de cortauñas, porque se cortan tan mal las uñas o porque no ven bien, que se cortan más de lo que deben. Es lo que nosotros enseñamos. Si todos fuéramos más conscientes, todos iríamos al podólogo. Son pocos los que se cuidan los pies”, afirma la podóloga ADICh Margot Benavides.
También, deben evitar los productos químicos agresivos como removedores de callos y las lijas metálicas.

  • Use calzado apropiado

En primer lugar, “no camine descalzo, ya que puede pisar algo y provocar una herida en su pie. Y no use chalas, porque se puede golpear los dedos. Prefiera un calzado cerrado, ojalá de cuero, adecuado a sus pies, que calce perfectamente, de horma amplia, suave, cómodo, sin costura y que no le apriete”, dice la podóloga María Soto.

  • Use calcetas y calcetines para diabéticos

“En el mercado ya existen los calcetines y calcetas para diabéticos, sin costuras. Si no los puede adquirir, use los que tiene, pero por el revés, sobre todo si tienen costuras gruesas, para que no le provoquen heridas.
Además, pueden ponersecalcetines con cobre que absorben mucho y no se produce humedad. Pero,tienen que usarlos alternando con los calcetines terapéuticos de bambú o con los comunes y corrientes. Los calcetines de cobre no deben ser usados todos los días, para que la piel no se acostumbre a este metal, ya que después dejan de hacer su efecto. Los hongos se hacen resistentes al cobre, por eso hay que ir alternando”, manifiesta la podóloga Margot Benavides.
Y no use calcetines apretados, porque le puede causar problemas de mala circulación.

  • Visite a su Podólogo especializado en Diabetes

“Los problemas más frecuente con los que llegan los pacientes son heridas producto de mal corte de uñas, mucho tiempo sin corte y tratamientos invasivos por gente sin conocimientos. Todos ellos son un riesgo si no son tratados a tiempo.
El Podólogo que atiende pacientes diabéticos debe tener conocimientos sobre la enfermedad, cuáles son los efectos en los pies y estar en condiciones de educar respecto de los cuidados y prevención.

El rol del Podólogo es efectuar una revisión minuciosa,al menos una vez al mes, de manera de ser una alerta temprana a cualquier anomalía o situación de riesgo del paciente, y ejecutar el tratamiento diagnosticado para los pies y orientar al paciente respecto del profesional de salud que debe consultar si existiere una anomalía”, aclara Verónica Acuña.

Sin duda, el pie diabético es una enfermedad compleja responsable del 70% de las amputaciones realizadas en adultos, en el mundo.Diversos estudios de salud han demostrado que con educación y prevención es posible reducir las amputaciones hasta un 85%.Por ello, las podólogas de la Asociación recomiendan a los pacientes consultar por cualquier herida que observen en sus extremidades inferiores, aunque ésta parezca carente de importancia.Ese simple acto de examinarlos puede protegerlos de infección, ulceración o destrucción de tejidos profundos, permitiendo a la persona mantener una buena calidad de vida.

 


 

 

 

 

 

 

El Pie es el talón de Aquiles del paciente diabético.

El Pie es el talón de Aquiles del paciente diabético.

La diabetes altera la conducción nerviosa y afecta a las extremidades  provocando úlceras,  graves heridas y amputaciones, por eso,  aconsejamos a las personas consultar por sus pies, afirma,  la E.U. Mónica Alucema B. especialista en heridas y  Magister en Educación de ADICh.

Muchos famosos con diabetes han logrado controlar la enfermedad y mantienen un buen estilo de vida.Entre estas celebridades internacionales que cuidan de su diabetes se encuentran,Tom Hank,  Halle Berry, Woody Allen, Sharon Stone, George Lucas.  Igualmente hay artistas chilenos diabéticos que manejan sus niveles de glicemias, son ejemplos, Pedro Messone, gran cantante folclorista y Mario Kreutsberger, también conocido como Don Francisco, el  animador de televisión chilena  y de Univisión en Miami, entre otros.

Sin embargo, en nuestro país, otros artistas con diabetes han sufrido la complicación de la neuropatía diabética que altera la conducción nerviosa y afecta a las extremidades.

El gran talón de Aquiles del paciente diabético es el pie. Es el caso del cantante Zalo Reyes que sufrió la amputación de su pie izquierdo. De la misma manera, el estilista Gonzalo Cáceres, diabético, perdió sus dedos del pie izquierdo, a causa de unas  heridas indoloras. Más trágica fue la consecuencia de la neuropatía diabética de Sandy, humorista boliviano, que vivió en Chile, sufrió la amputación de sus piernas afectado por una avanzada diabetes, años  antes de su fallecimiento.

La E.U. y especialista en heridas, Mónica Alucema, afirma que todos ellos padecieronuna de las complicaciones crónicas más comunes que aquejan a los enfermos de Diabetes Mellitus, la neuropatía diabética, siendo los síntomas más recurrentes,  “Adormecimiento, disminución de la sensibilidad en pies y piernas, sensaciones de hormigueo, pinchazo, ardor o quemazón, torpeza motora que produce desde molestias leves hasta alteración importante en la calidad de vida y dolor.”

Test De Sensibilidad

Los especialistas aconsejan que los equipos de salud realicen al paciente el examen de sensibilidad o con el monofilamento, que demora apenas dos minutos. Según los acuerdos internacionales, sólo se requiere que la persona no perciba en un punto para darse cuenta que tiene la sensibilidad alterada.Es idealque el paciente se haga este sencillo examen acompañado por un familiar,  será más fácil que él acepte y confíe en  el diagnóstico cuando se le detecte que tiene un área de su extremidad sin sensibilidad.

Asimismo, tomar el pulso a los pacientes,ayuda a estimar el tiempo y calidad de sanaciónde una herida, porque una buena irrigación mejoran los plazos de cicatrización, una caso que debe evaluar  un cirujano vascular para dar un  tratamiento  y a veces,  aliviar el llamado “dolor neuropático” que afecta la calidad de vida de las personas.

Los Daños
La diabetes lesiona el nervio que lleva la conducción nerviosa y esto altera los ligamentos, la forma del pie y la sensibilidad; todo ello da lugar a los trastornos del pie en el diabético. Si a esto se le añade un problema circulatorio, una pequeña úlcera o una infección es cuando aparecen complicaciones. A diferencia de las personas, sin neuropatía diabéticaque tienen esa sensibilidad  protectora, y experimentan dolor, protegiéndolos  de daños y heridas.

La mejor prevención de la neuropatía diabética es mantener controlada la diabetes. Un paciente que no se cuida tiene más posibilidades de tener una neuropatía diabética y que ésta sea más grave.Estas Neuropatías pueden aquejar a un 10% del total de los pacientes con Diabetes Mellitus, al momento del diagnóstico. A los cinco años de evolución de la enfermedad, el porcentaje ya habrá llegado a casi el 50%.

La diabetes ha ido aumento en todo el mundo y también en nuestro país.En Chile, hay un un 9,4%  de diabetes según la Encuesta Nacional de Salud (ENS) del 2010, hoy los índices continúan incrementándose.La magnitud del problema afecta a las extremidades inferiores de la personas.Las ulceras de los diabéticos son la causa del casi 80% de las amputaciones.El 15% de los pacientes diabéticos presentan úlceras a lo largo de su vida y el 5% de ellos, anda con una ulcera activa, afirma  laenfermera  y matrona de la PUC.

Según la OMS el “pie diabético” se define como la ulceración, infección y/o gangrena del pie,  que están asociados a neuropatías y a diferentes grados de enfermedad arterial periférica.Son el resultado de la compleja intervención de diferentes factores predominantemente metabólicos. El pie diabético es una sumatoria de factores,  neuropatía, arquitectura del pie, infección y disfunción micro y macro vascular.Tiene riesgos de presentar heridas,  ulceras,  infecciones, y otras lesiones, asevera laespecialista en heridas, Mónica Alucema.

Las infecciones  pueden ser en una parte del pie o en más del 50% de este. Los síntomas son atenuados por esta neuropatía  que ellos padecen que les impide tener la sensación de dolor, aunque esa  zona de la piel esté inflamada, enrojecida, a diferencia de una persona sin neuropatía. Por esta causa, en el diabético cualquier síntoma de una herida por pequeña que sea, hay que derivarlo al equipo médico para que lo evalúe e indique el tratamiento.

Terapias para Heridas  Graves
“Una de mis experiencias más reconfortante como profesional, ha sido recuperar la mano de una persona que por su grave y extensa herida en el hospital quisieron amputársela”, confiesa Mónica Alucema. El paciente llegó a consultar muy descompensado, con una hemoglobinaglicosilada de 12.  Estecomplejo caso lo enfrentamos como equipo de salud de ADICh, primero, derivándolocon el médico diabetólogo para controlar sus glicemias. “Luego, comenzamos con las curaciones de la herida durante varias sesiones, hasta que finalmente, cicatrizaron”, concluye Mónica Alucema, especialista en heridas  y Magister en  Educación.

“En ADICh consideramos que un diabético nunca está de alta. Como equipo de salud, aconsejamos prevenir  y por eso, les indicamos a los pacientes  que consulten controlen y revisen sus pies.  Hay casos de socios que a pesar de tratarse, tomar antibióticos, vuelven a tener heridas o una nueva amputación de los dedos de los pies”, opina la experta.

A la sede de Quebec 496 acuden  personas con heridas menores hasta  con situaciones de necrosis, tejidos esfacelados o necróticos. Algunos consultan precozmente lo queposibilita ofrecerles tratamiento. En los casos graves se indica la cámara hiperbárica, una terapia que ha resultado exitosa durante años,y con ella, ha sido posible salvar de amputaciones  a varios de socios y pacientes.

Las personas diabéticas requieren un calzado  especial, cómodo y  adaptable,  porque sus pies sufren cambios fisiológicos. Cuidarlos es fundamental,   la enfermedad provoca daños severos produciendo una pérdida de  sensibilidad que lleva a un grave riesgo para su salud.  Un aporte en la prevención de estos problemas y a la vez, un logro para mejorar  la calidad de vida de los diabéticos, son el uso de los zapatos “TERAPIE” que cuentan  con la certificación de la FDA y  MEDICARE, Estados Unidos . Más datos en www.zapatosparadiabeticos.cl

También en casos de curaciones y/o  amputaciones se puede  recurrir a la Bota XD para pie diabético, confeccionada para HealthCACE, Ambidiestra fabricada para el laboratorio ortopédico TECNOPLANTA con certificación europea y ISO9001:2008, FDA.CE.13485.Totalmente reforzada, acolchada en su interior, plantilla lego, Plantilla De LEGO que permite sacar y colocar  de forma fácil manual los legos y  localizar mejor la descarga.  Mayor información: www.tecnoplanta.cl

Recuadros

EPIDEMIOLOGIA
•             Prevalencia en Chile de la DM: 5 – 7%
•             Prevalencia del pie diabético: 8 – 13% de población diabética.
•             45 a 65 años.
•             1 de cada 5 pacientes diabéticos hospitalizados lo hace a causa de lesión en el
pie. ( 20%)


 

 

 

 

 

 

 

 

Dra. M. Isabel López,  endocrinóloga

Diabetes gestacional:   un gran desafío médico

“La prevención es importante. Toda mujer en edad fértil, con diagnóstico de Diabetes tipo 1 o tipo 2, debe ser educada para planificar el embarazo  y asegurar un buen control metabólico y así  reducir el riesgo materno y fetal”, explica la doctora María Isabel López,  endocrinóloga, diabetóloga y docente de la Universidad de Valparaíso.

Es algo ya sabido que Chile no cuentacon estadísticas nacionales anuales de prevalencia e incidencia de las enfermedades que aquejan a su población y que lo normal es que falten datospara conocer cabalmente, la realidad en Salud que viven sus 17 y medios millones de habitantes. Y la situación en Diabetes Gestacional (DG) no es la excepción a la regla.

Aun así, los especialistas constatan diariamente, en su trabajo, que la prevalencia de DG ha ido aumentando cada vez con mayor progresión, teniendo en cuenta los incrementos en los últimos años, tanto en Obesidad como en Diabetes, y una serie de estudios focalizados en pequeños grupos de pacientes,nos entregan algunas luces al respecto.

Uno de ellos es eldenominado “Frecuencia de Diabetes Gestacional en Embarazadas en Riesgo Diabético de Santiago, Chile”, realizado por la diabetóloga Iris Mella y colaboradores, entre 1982 y 1984, en 60 pacientes diabéticas gestacionales, 100 no diabéticas con riesgo diabético y 60 diabéticas sin riesgo diabético. Entre sus conclusiones, la muestra presentó una incidencia de 13,8% de DGen mujeres consideradas en riesgo.

También está el estudio llevado a caboen 2000, en el Hospital San Juan de Dios, en un universo de 234 mujeres. La investigación mostró “una frecuencia de 4% de Diabetes Gestacionaly que ésta y la obesidad son altamente prevalentes en mujeres embarazadas chilenas”, concluye la Revista Médica de Chile, publicada en agosto de 2004.

Otro de los trabajos focalizados se realizó en el Hospital Van Buren, en Valparaíso. “Hicimos una revisión entre 2000 al 2006 y vimos el aumento de la prevalencia de DG, a través de estos años y, también, un aumento de la edad en que se embarazaban las mujeres y de obesidad. En este análisis influyó que la detección de Diabetes empezó a ser más programada. En 2010, volvimos a hacer un estudio yencontramos que un 8,2%  de las mujeres que tenían sus partos en el Van Buren hacían D.G.. Es impresionante como éstos han ido disminuyendo casi en un 50% y aumentando la DG.En las gestantes mayores de 40 años la diabetes gestacional es de alrededor de 30%, expresa la doctora María Isabel López, endocrinóloga, diabetóloga y docente de la Universidad de Valparaíso.

De acuerdo con el Manual de Obstetricia y Ginecología, Universidad Católica de Chile, de 2010, “la asociación de Diabetes y embarazo se ha incrementado continuamente en el último tiempo, llegando aproximadamente a un 10% en Chile. Mientras, la mayoría corresponde a DiabetesGestacional (90%), un 10% se trata de Diabetes Pre-Gestacional. De estas últimas, actualmente la mayoría corresponde a Diabetes Mellitus tipo 2 no insulino dependiente”.

Aunque el primer caso en el mundo fue descrito en 1824, sólo “en 1964, la DG emergió como subtipo de Diabetes Mellitus”, según la revista médica anteriormente mencionada. De acuerdo con la publicación, entre 1925 y 1949 fue conocida entre los médicos endocrinólogos como "glucosuria benigna del embarazo"; durante los siguientes 5 años recibió el nombre de "pre-diabetes en el embarazo", y cambió a "diabetes meta-gestacional", entre 1954 y 1964.

DE EMBARAZO NORMAL A DIABETES GESTACIONAL
Según los especialistas, todo embarazo normal es, por sí mismo, un estado “diabetogénico”.
En el embarazo normal existe una alteración metabólica: hay un aumento de ciertas hormonas que tienen acción diabetogénica leve,  y un incremento de citoquinas producidas por la placenta, que tienen una acción mayor. En todo embarazo aumentan los estados de insulinoresistencia, sobre todo si se suman peso y edad,. En el tercer trimestre se incrementa la diabetogénesis. En la placenta se produce un aumento de glicemia, aminoácidos, lípidos, lo que lleva a un mayor crecimiento fetal, insulinemia fetal y aumento de la mezcla de nutrientes”, asegura la diabetóloga.

“En resumen, tenemos glicemias en ayuno más bajas, en un primer tiempo; glicemias postprandiales más altas, en la mitad de la gestación; insulinemia basal y post carga elevada, y un aumento de los ácidos grasos libres”, acota la endocrinóloga.

La Diabetes Gestacional “es un gran desafío para los médicos”, declara la doctora María Isabel López, y añadeque esta condiciónaparece generalmentealrededor de la  semana 24 y se manifiesta como cualquier grado de intolerancia a la glucosa, que se detecta en las mujeres embarazadas. No cambia si necesitan insulina o si se mantiene la intolerancia a la glucosa después del embarazo”.

“En el primer control prenatal,a todas las mujeres se les hace un examen de glicemia en ayunas. Si las cifras arrojadas son menores a 100, las pacientes deben efectuarse un test de Tolerancia a la glucosa, entre las semanas 24 y 28,. En el caso de una mujer con muchos factores de riesgo, debe repetirse el examen en la semana 32. Si presentan más de 100 en ayunas y/o 140 de glicemia 2 horas post ingesta de glucosa se diagnostica Diabetes Gestacional,asevera a especialista.

Entre los factores de riesgo de desarrollo de DG están “los antecedentes familiares de Diabetes, ser mayor de 30 años, con índice de masa corporal mayor de 27, sobrepeso u obesidad, macrosomía en embarazo anterior, síndrome de ovario poliquístico, mayor crecimiento fetal, entre otros”, dice la doctora.

“Entre los problemas fetales tenemos que, en las primeras 7 semanas, si la paciente tiene glicemias elevadas, existe un riesgo relativo de aborto y anomalías congénitas. Las más frecuentes son las cardíacas, neurológicas y esqueléticas.Las fenopatías (conjunto de alteraciones en recién nacidos, asociadas al crecimiento) en Diabetes Gestacional y pre gestacional son las macrosomías (bebés con más de 4 kilos de peso), el parto prematuro, asfixia neonatal, hipoglicemia y neuropatías”, aclara la doctora López

“Existe una relación directa entre las malformaciones y la Hemoglobina Glicosilada. Tanto es así que se dice que una cifra sobre 10 de HbA1Cen las primeras 7 a 8 semanas de embarazo, se asocia a una tasa de 50% de malformaciones congénitas. Con una hemoglobina bajo 7, no hay malformaciones. Por lo tanto, cuando una paciente acude a su primer control después de 10 semanas de embarazo y muestra una hemoglobina de 9, ya tiene un mal pronóstico”, expone la docente de la Universidad de Valparaíso.

En cuanto a los hijos de madres con DGno controlada, éstos tienen 3 a 5 veces más riesgos de , problemas de rendimiento intelectual y escolar, alteraciones conductuales, mayor incidencia de obesidad a los ocho años y en la adolescencia, mayor riesgo de Diabetes y síndrome metabólico. Lo más probable es que, a futuro,la madre que tuvo Diabetes Gestacional presente una enfermedad cardiovascular o sea diabética”, afirma la doctora.

Alrededor de un “33% de mujeres con Diabetes Gestacional vuelve a desarrollarla en un embarazo posterior; ocho años después, el 29% termina con Diabetes, y el 60% tiene PreDiabetes o Diabetes tipo 2, a los 16 años”, añade la especialista.

“La tendencia de la incidencia de Diabetes Gestacional en todo el mundo es de un aumento exponencial, desde una media de 4% en la década de 1980, hasta cifras cercanas al 20% en la actualidad”, según la Revista Chilena de Obstetricia y Ginecología, junio de 2014.

DIABETES PRE-GESTACIONAL
La Diabetes Pre-Gestacional (DPG) se presenta,  en mujeres con “Diabetes Mellitus tipos 1 o 2, que se embarazan. Hay muchas mujeres que no saben que son diabéticas y en el primer control  del embarazo se encuentra  glicemias en ayunas elevadas. Se supone que ya eran diabéticas de antes, pero no sabían”, cuenta la académica.

“La DPG siempre fue sinónimo de Diabetes tipo 1. En la actualidad, la mayoría de las pacientes que son Pre-Gestacionales tienen Diabetes tipo 2. Esto se debe a que se pesquisa mejor la enfermedad, hay mayor obesidad y las mujeres se están embarazando más tarde, 35 años. Por lo tanto, tenemos mucha Diabetes tipo 2 en mujeres fértiles”, asegura la diabetóloga.

“La Diabetes Gestacional está aumentando a nivel global en mujeres en edad productiva. El 87% de las mujeres con Embarazo y Diabetes tienen DG . La diabetes Pre-Gestacional  ha aumentado de un 2 a un 3%”, comenta la endocrinóloga.

“Toda mujer en edad fértil, con diagnóstico de Diabetes tipo 1 o tipo 2, debe planificar el embarazo para asegurarse un buen control metabólico y para reducir el riesgo materno y fetal. Son pocas las mujeres que planifican el embarazo, porque nadie las educa en eso.  Creo que es muy importante esta educación de prevención en Atención Primaria”, manifiesta la doctora María Isabel López.